Cordero lechal asado

LECHAZO ASADO ZARAGOZA

¿Dónde comer lechazo asado en Zaragoza?

Sin duda, una de las recetas más tradicionales es el lechazo asado, por eso, en este post, hemos querido contaros cómo cocinarlo para que salga perfecto y dónde comer en Zaragoza.

¿Qué es un lechazo?

El lechazo es un cordero que todavía está sin destetar. Lo habitual es elaborar la receta en horno de leña, utilizando cazuelas de barro y cocinándolo hasta dejar tierno el interior y crujiente la capa exterior de la carne.

Ingredientes para preparar cordero lechal asado

Los ingredientes que se utilizarán para llevar a cabo esta receta y que quede de “rechupete” son los siguientes:

  1. Pierna de cordero lechal: lo esencial es escoger una pieza de calidad
  2. Vaso pequeño de agua (150ml aproximadamente)
  3. Sal (al gusto)
  4. Además, podemos acompañar el delicioso plato con patatas panadera y una pequeña ensalada
Cordero lechal asado
Cordero lechal al horno en Asador Aranda de Zaragoza

Receta de lechazo al horno

Parece una obviedad, pero el cordero lechal asado es una receta típica de un día festivo, no obstante, en este post, os dejamos la receta tradicional para que podáis cocinarlo cualquier día del año. Se trata de una elaboración sencilla pero con un resultado espectacular.

Si hemos comprado una buena pieza de lechal y estamos preparados, para hornear a fuego lento, durante dos horas, con mimo y paciencia; ya tenemos medio camino recorrido.

Lo primero que debemos hacer es calentar el horno a una temperatura alta, aproximadamente 250ºC utilizando la opción de calor arriba y abajo, pero sin aire. Lo que conseguimos pre-calentando es que, cuando introduzcamos la carne en el horno, no parta de una temperatura fría.

Un consejo esencial es colocar dentro del horno un recipiente apto con agua, de esta manera, conseguimos que el horno tenga humedad y, sin duda, le dará el toque definitivo a la receta.

Mientras el horno va cogiendo temperatura, debemos salar la carne y colocar la pierna del lechal en la cazuela escogida. Es posible, que la pieza es grande la carne sobresalga de la cazuela, pero no es importante, ya que cuando comience a cocinarse, el tamaño de la misma disminuirá.

Cuando el horno ha alcanzado la temperatura ideal, nos disponemos a bajar la temperatura a unos 170ºC aproximadamente, manteniendo el calor arriba y abajo, sin aire. Entonces, es el momento de introducir la pierna de lechal y verter el agua en la cazuela para que, con el tiempo de cocción, se vaya formando la salsa a partir del jugo de la propia carne.

Lechazo al horno en Zaragoza

Con esta receta, conseguiremos, seguro, un resultado digno de cualquier asador castellano en Zaragoza; sin embargo, siempre le faltara el toquecito del horno de leña; por eso, para todo aquel que no quiera cocinar pero le apetezca esta receta para chuparse los dedos; desde Restaurantes en Zaragoza queremos recomendar el Asador de Aranda; un elegante mesón especialista en cocina castellano-aragonesa y cuya especialidad es el lechazo asado.