Receta de pollo al horno con patatas

Pollo en una sartén

No hay nada más fácil que el pollo al horno con patatas. Sano, sustancioso y sin necesidad de salsas cremosas o sabores enmascarados, este sencillo plato transforma la preparación de la cena en una tarea fácil, una preocupación menos en su día. Todo lo que necesita son pechugas o muslos de pollo, patatas, aceite de oliva, condimentos y una pizca de queso parmesano. La elaboración del plato requiere 15 minutos de preparación práctica y 30 minutos en el horno. Sírvelo con algunas verduras al vapor o con una ensalada mixta fácil, y utiliza las sobras de pollo para hacer jugosos sándwiches o wraps. Este plato sirve para cuatro personas, pero puede duplicarse fácilmente si la familia es más numerosa. Utiliza la receta tal cual o prescinde del queso si necesitas una comida sin lácteos. Tampoco contiene huevos ni otros alérgenos comunes como la soja o el trigo.

Cuando compres pollo fresco, comprueba siempre que la fecha de caducidad no sea superior a tres días. Las fechas de caducidad del pollo congelado son diferentes, ya que se conserva bien durante meses. Comprueba que la carne de la pechuga es firme, brillante y que la grasa que la rodea es blanca. Evite las pechugas que tengan una grasa grisácea, que parezcan viscosas o que sean demasiado pesadas para su tamaño, ya que podrían haber sido inyectadas con agua para añadirles peso. Si es posible, opta por el pollo ecológico, ya que te garantiza que no tiene antibióticos ni otros aditivos y que tiene mejor sabor. Si usas muslos, ten en cuenta que el corte con piel y hueso es el más barato, ya que no hay que pagar mano de obra extra. Depende de ti decidir si quieres pagar más por los muslos sin piel y sin hueso, pero recuerda que tanto el hueso como la piel añaden mucho más sabor. Compra media libra por persona si optas por los deshuesados, y tres cuartos de libra por persona si compras los muslos con hueso.

  Receta de brochetas de pollo

Pollo al horno italiano con patatas

SharePin53.8KTweet53.8KSharesEl pollo sazonado y las patatas se cocinan juntos en esta increíble cazuela de pollo y patatas cargadas. Está cubierto con tocino, queso y cebolla verde para un plato fenomenal.

Esta cazuela de pollo y patatas cargada es increíble. Santo cielo, ¡está muy bueno! Pollo sazonado y papas horneadas juntas, luego cubiertas con queso, tocino y cebollas verdes. ¡Es tan delicioso y lleno de sabor!

Mi marido es definitivamente un tipo de carne y patatas, así que puedes imaginar lo feliz que estaba cuando preparé esta cazuela para la cena la semana pasada. Toda mi familia se lo comió en un santiamén y le encantó tanto como a mí. Sí, incluso a los niños.

Pollo al limón con patatas al horno

Para esta receta, vamos a utilizar muslos de pollo con hueso y piel. Hornear los muslos de pollo es genial porque no se secan tan fácilmente como la pechuga de pollo, lo que significa que si se asa un poco más de lo previsto no se va a arruinar completamente el pollo.

  Recetas de pechuga de pollo al horno

Recomiendo utilizar muslos con hueso porque suelen quedar más jugosos y se cocinan más uniformemente que los muslos sin hueso. También es conveniente poner la piel, no sólo porque la piel crujiente del pollo es lo mejor del mundo, sino también porque gran parte de la grasa va a proceder de la piel del pollo, y la grasa es lo que vamos a utilizar para cocinar las patatas (más sobre esto en un segundo).

Lo que vamos a hacer esencialmente es elevar el pollo por encima de las patatas, para que la grasa caiga sobre las patatas mientras se cocinan. A partir de ahí, las patatas absorberán todo ese magnífico sabor y se asarán en la grasa del pollo.

Buena pregunta: ¿por qué no poner el pollo directamente encima de las patatas? Al elevar los muslos de pollo se crea mucho más espacio alrededor del pollo, lo que permite que el aire caliente circule más eficazmente alrededor de la carne. Esto no sólo cocinará la carne de forma más uniforme, sino que también evitará que se cocine al vapor, lo que a su vez impedirá que el pollo se vuelva crujiente (concretamente la piel). Además, las patatas tendrán un poco más de espacio para asarse correctamente.

  Recetas de pechugas de pollo arguiñano

Pollo italiano fácil con patatas al horno

Sin marinar, sin ingredientes extravagantes, es una comida sencilla que está lista en una hora. Basta con mezclar los muslos de pollo, las patatas pequeñas y la cebolla picada con aceite de oliva, ajo, tomillo, orégano seco, pimentón, sal y pimienta, y luego meterlo en el horno.  La piel del pollo queda muy crujiente, mientras que la carne se mantiene jugosa.

Hice esta receta con muslos de pollo, puedes sustituirlos por pechugas de pollo, muslos o por una combinación de los tres.    Si utiliza otros cortes de pollo, es posible que tenga que ajustar el tiempo de cocción, según sea necesario.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad